INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Monday, December 20, 2010

Ejercicio de subtítulos en español de Ron (3)

¡Hola a todos! Los invito a que vean los ejercicios de subtítulos en español de Ron. Están verdaderamente chistosos. ¡Anímense! Hagan el suyo y mándenmelo a mi correo electrónico para que lo suba al blog.
Diviértanse!

Ron said:
I used it as a practice clip. It turned out okay, I guess.
It would be cool to have someone translate them from
Urdu, or Hindi, or whatever they are, to English, and
then we'd translate them to Spanish. Eh, maybe not as
funny.

-- Ron

<a href=http://www.grapheine.com/blog/en title=creation et referencement internet>fabricant signaletique</a>


<a href=http://www.grapheine.com title=logo creation>web web creation</a>

Thursday, December 16, 2010

Ejercicio de subtítulos en Español (2)

Aquí les mando el ejercicio de subtitular películas que hicimos en clase. ¡Les salió muy chistoso! Si quieren seguir practicando, vayan a la esquina superior izquierda de la película donde aparece el logotipo de BombayTV. Hagan clic en el logotipo. Seleccionen la película de su preferencia y agréguenle los subtítulos. Una vez terminada, mándenme una copia a mi correo electrónico para que la suba al blog y todos disfrutemos de sus creaciones "literarias".
¡Que se diviertan!


<a href=http://www.grapheine.com title=conception graphique>design graphique web</a>

Wednesday, December 15, 2010

Ejercicio de subtítulos en español (1).

Este es un recurso tecnológico que nos ayuda a aprender y divertirnos. El objetivo es inventar los subtítulos a las películas que veremos. Aquí les puse un ejemplo. Por favor, lean los subtítiulos. Espero que se diviertan.


&amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;lt;a href=http://www.grapheine.com title=blog illustration&amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;gt;studio graphisme paris&amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;lt;/a&amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;amp;gt;

Wednesday, December 8, 2010

Reading and writing exercise of "Nativisol", by Eve Bail.

Here are the eight words that the Y qué me cuentas! group chose after reading "Nativisol" by Eve Bail:

1. Convertido
2. Brebaje
3. Soles
4. Tallado
5. Dominguero
6. Fingir
7. Mal de ojos
8. Espinas.

Here is the story (the word in parenthesis was the first choice. Then, the group decided to change it.
"Hace (Hacia) muchos soles que el mal del ojo que mi hijo (hizo) puso a su maestro en su clase de arte se ha convertido en un gran problema.  En la clase estaba haciendo esculturas talladas en la forma de animales con espinas. Una alumna en un vestido dominguero estaba finjiendo hacer un brebaje. El maestro lo bebió para curarse pero no funcionó y todos sus dibujos siguen saliendo como los de un niño de tres años.

Now is your turn. Please submit your story in the "comments" link.
I'm looking forward to reading your stories!

Sunday, December 5, 2010

Tarjeta Navideña para la comunidad ¡Y qué me cuentas!

Hagan clic para ver la tarjeta. Necesitan activar sus bocinas en su computadora para escuchar el mensaje que les dejo.

Nativisol, by Eve Bail

Ya hacía mucho, pero muchísimo tiempo que los días y las noches de Navidad, de antes de Navidad y de después de Navidad, eran tan nublados y oscuros como la sombra larga y seca, fría y negra del Altiplano. Allí vivían unos simpáticos hombrecitos con caras talladas por el viento y por la tierra, que le daban a su piel singularmente morena, una textura muy especial. 
¿Por qué el tiempo se portaba así? Los chicos no entendían las explicaciones de las madres, ni de las abuelas, ni de las tías, ni siquiera las de doña Dominga, que sabía cómo curar el mal de ojos y el empacho. Conocía muchos brebajes, pero ninguno curaba la tristeza de los niños. Las plantas del lugar, que habían convertido sus hojas en espinas, no podían adornarse con las estrellas de la noche -¡hace tanto tiempo que nadie veía ninguna!...; ni siquiera con el brillo de la luna, porque también estaba oculta tras espesas nubes grises. 
¿Qué hacer entonces? Una planta sin adornos no es un árbol de Navidad, es apenas un cactus de todos los días, sin su traje dominguero. La idea fue de don Zoilo, el compañero de doña Tomasa. 
-¿Y si le preguntamos a la Pachamama? 
No es fácil hablar con los dioses, pero en este cuento, como en todos los cuentos maravillosos, todo es posible, nadie lo discute. 
La Pachamama escuchó la pregunta, se puso a pensar, miró las nubes y volvió la vista hacia la tierra, hacia sus propios dominios. Allí, en un pozo hondo donde había guardado semillas, había una caja hecha con adobe, como el que se usa para construir los ranchos. La Pachamama la abrió despacio, despacito y de su interior, salieron tantos, tantísimos rayos de luz, que luego, por arte de magia incaica, se convirtieron en soles, en muchos, muchísimos soles, de ojos rasgados y amplia sonrisa.
Y, desde entonces, en ese lugar del Altiplano, todas las Navidades, las pocas plantas y los árboles de ramas retorcidas, se adornan con soles de caras anchas y melenas de rayos ondulados como llamas de fuego. 
Y los chicos, que son pobres pero muy buenos, como los ángeles en patitas de los cuentos de Gudiño Kieffer, esperan la Navidad, que allí es Nativisol, en puntillas, pretendiendo atrapar entre sus manos algún descuidado rayito de luz amarilla. 
Para el Sol de los días soleados este cuento de Navidad en el altiplano, poncho de colores, cielo despejado, ha terminado.
Eve Bail
Tomado de: http://www.me.gov.ar/efeme/navidad/nativisol.html 

Thursday, December 2, 2010

Reading and Writing exercise of "Pastorela y Posada: Una tradición muy mexicana", by Ramón Talavera Franco

Last class was very interesting for me because this is the first time that the Y qué me cuentas! group read something that I wrote. It was totally unexpected. In fact, I got to the class with the Spanish author short story "El amor que yo quería contar"  to read it and discuss it with the group. Everything changed due to one question from one of the students. Before starting the class, she asked me what a "Pastorela" meant. I started to explain the meaning of this mexican festivity that we mexicans celebrate in December. The group seamed to be interested in my explanation so, I decided to share with them an article that I wrote like thousand years ago, and that it is still published in my web site: www.culturafronteriza.com (very old website that I haven't up dated for centuries!!!!!). To find the article, please click here.
It is a long article and there are many words that needs explanations, so the hour and a half that the class last wasn't enough to finish reading the article. Neither to do our eight word exercise.
Nevertheless, I asked the students to do the eight word exercise at home and submit it in the blog.
I'm really looking forward to reading all the exercises!
It was a privilege listening to my students reading my article. It was really touching.
So for my students, and for anybody that wants to participate in the blog writing a short story based on the eight words from my article "Pastorela y Posada: Una tradición muy mexicana", here you have the eight words:
1. Pastorela
2. Fraile
3. Fe
4. Tradición
5. Aguinaldo
6. Azotea
7. Sacrificio
8. Símbolos

Good luck writing your story!
Don't forget to submit it in the comments link below this post.

P.S. I'm very tired. I promise that tomorrow I'll check my spelling and grammar in English and I'll fix my mistakes!!!!!!!!

"Pastorela y Posada: Una tradición muy mexicana", by Ramón Talavera Franco



To find the exercise related with this reading, please click here

PastorelasPASTORELAS Y POSADAS: UNA TRADICION MUY MEXICANA


Por: Ramón Talavera Franco



PASTORELA
La pastorela fue el arma pacífica de la que se sirvieron los frailes franciscanos para evangelizar a los indios mexicanos en el siglo XVI. Al pasar los años, las pastorelas se convirtieron en una tradición que conserva su sentido religioso, aunque en muchas ocasiones, se mezcla con la picardía del barrio mexicano. Actualmente, México no es el único país que las escenifica, sino que las pastorelas han traspasado la frontera llegando a Estados Unidos y Canadá en donde comienzan a tener una gran aceptación por el público de estos países.

Al llegar los frailes franciscanos a tierra azteca, descubrieron que los indígenas realizaban ritos y festividades en torno a sus “Dioses”, muchos de ellos representados en esculturas o tallados en bajos y altos relieves en sus edificios. Muchos de estos ritos y festividades estaban acompañados por flores multicolores, música, cantos, alimentos y en algunas ocasiones sacrificios humanos.

Por ello, entendieron que para evangelizar a estos hombres y mujeres tenían que hacerlo a través de sus costumbres, retomando sus símbolos de vida y retirando los de muerte. Así nacieron las primeras pastorelas.

Lo primero que se logró fue que los indígenas le cantaran al nuevo “Dios” que llegaba con ellos desde el viejo mundo. Fray Pedro de Gante fue el primero en componer metros solemnes sobre la ley de Dios y de la fe. En ellos explicaba que Dios se hizo hombre para librar al linaje humano. También enfatizaba que nació de una Virgen.

Para 1530, Fray Juan de Zumarraga ordenó que se escenificara la  “Farsa de la Natividad gozosa de Nuestro Salvador  durante las primeras fiestas de navidad que se celebrarían en tierras conquistadas. Así la Iglesia aprovechó el gusto indígena por el espectáculo y comenzó a crear un teatro evangélico catequizante.

Pocos años después se cree que Fray Andrés de Olmos redactó la primera pieza referente a la “Venida y Adoración de los Reyes Magos”. Se cuenta que cerca de 5 mil indígenas presenciaron la escena. Los personajes que se representaron fueron: El Niño Jesús, La Virgen María, San José, Melchor, Gaspar, Baltasar, un mensajero, un ángel, el rey herodes, un mayordomo y  tres sacerdotes judíos. Estos, con algunas variaciones, son los personajes que se siguen presentando en la actualidad. 

Además de las pastorelas, empezaron a celebrarse misas que llamaban de “aguinaldo” las cuales se celebraban durante nueve días continuos antes de la pascua.  Estas “misas de aguinaldo” son las antecesoras de las Posadas las cuales se celebraban con gran fiesta.

En la Historia de los Indios de la Nueva España podemos darnos cuenta de la manera en la que se celebraban:

Adornan sus iglesias muy pulidamente con los paramentos que pueden haber y lo que les falta de tapicería suplen con muchos ramos, flores, espadañas y juncia que echan al suelo(....) y por donde tiene que pasar la procesión hacen muchos arcos triunfales hechos de rosas, con muchas labores y lazos de las mismas flores; y hacen muchas piñas de flores, cosa muy de ver (...) Los indios, señores y principales (...). con piñas de rosas en las manos, bailan y dicen cantares en su lengua de las fiestas que celebran que los frailes se los han traducido (...)  y estos bailes y cantos comienzan a la media noche (...) La noche de navidad ponen muchas lumbres en los patios de las iglesias y en los terrados de sus casas y como son muchas las casas de azotea, y van las casas una legua y dos, y más, parecen de noche un cielo estrellado; y  generalmente cantan y tañen atabales y campanas (...) Ponen mucha devoción y dan alegría a todo el pueblo...”

Motolinía describe que todos oían misa en las capillas posas de las iglesias. Traían una estrella desde lejos, tirada de un cordel y delante de la imagen de la Virgen y del niño Dios, ofrecían velas, incienso, palomas o codornices.

De esta manera vemos que la navidad empezó a celebrarse con música, bailes, cantos, piñatas y flores espectaculares que ellos llamaban cuetlaxochitl (que el día de hoy conocemos como flor de nochebuena). Y esta festividad se convirtió en tradición, primero para el indígena, después para el mestizo y el criollo, y por último para las nuevas capas sociales que conocemos en nuestros días.

POSADAS
Actualmente podríamos definir la pastorela como un teatro evangelizador, didáctico y popular que busca transmitir una enseñanza moral: el equilibrio entre el deseo del exceso y la necesidad de contención que otorga el perdón o la descarga de la culpa, ofreciendo una solución de armonía.

Se caracterizan por la sencillez de su estructura dramática que desea transmitir de una forma clara el nacimiento de Cristo, la adoración de los Reyes Magos y la eterna lucha del bien y el mal corporizada por ángeles y demonios, lo cual le da un carácter cómico a la dramatización.

Por otra parte, la posada representa el peregrinar de José y María al salir de Nazaret para cumplir con el edicto en donde se ordenaba a los habitantes de Judea empadronarse en sus ciudades de origen. Como José era nativo de Belén, él y María tuvieron que viajar hacia esa ciudad por 9 días, durante los cuales no les fue fácil encontrar alojamiento y María, que estaba embarazada, tuvo que dar a luz en un establo.

Estas tradiciones siguen vivas en el corazón de los mexicanos y en muchas ciudades, pueblos y rancherías de todo México siguen escenificándose. Inician el 16 de diciembre y concluyen el 24 de diciembre. En muchas poblaciones, presentan la pastorela como preámbulo a la posada. En algunas de ellas, las posadas se celebran en las calles, las cuales previamente se adornan con hilos de heno y faroles. La procesión es encabezada por las imágenes hechas de barro de los peregrinos (José y María) llevados sobre una tabla, aunque en algunos lugares prefieren sustituir estas imágenes de barro por personas de la misma población que los represente. La gente acompaña a los peregrinos con velas o faroles encendidos cantando letanías, hasta llegar a la puerta donde se pide la posada. Las personas que están dentro de la casa y los que están afuera cantan los versos con los que piden posada. Este pedimento es rechazado dos o tres veces, obligando a los peregrinos a llamar a otras puertas, hasta que finalmente en una de ellas, les es concedido el alojamiento. Al terminar los cánticos se abre la puerta, se encienden las luces y comienza la fiesta la cual consiste en romper piñatas, comer fruta como: jícamas, tejocotes o caña, y beber ponche al que a veces le ponen su ¨piquetito¨ de Brandy o de Ron.

Esta es una tradición que llena de colorido la navidad. Los mexicanos que hemos tenido la fortuna de participar en esta celebración, sentimos un gran orgullo por su permanencia a través de los siglos.



Wednesday, December 1, 2010

Audiocuento "El amor que yo quería contar" de Rogelio Guedea.

Trabalenguas "Curro corre...



Escucha el video las veces que sea necesario y graba tu voz usando el botón verde que está en la parte inferior de este "post". Escúchate todas las veces que quieras hasta que puedas decir el trabalenguas correctamente.
¿Qué piensas de esta nueva idea para el blog? ¿Te parece difícil? ¿Fácil?
Déjame tus comentarios
¡Diviértete!




Powered by Vocaroo

Saturday, November 27, 2010

Bienvenida en audio

Saludos. Escuchen el audio dando clic aqui
Es  un recurso tecnológico para grabar mi voz y probablemente comenzar a grabar las lecturas. Ya veré. Por el momento, solo estoy haciendo una prueba.

Esta es la prueba que me permite tener la barra para controlar el audio

Monday, November 22, 2010

Reforma Ortográfica del Español (no verídica)

Recibí por internet este artículo que quiero compartir con ustedes. Ahora que hablamos de la Reforma de la Ortografía del Español, nada mejor que leer la otra "Reforma a la Ortografía" escrita con humor, recopilada por Arturo Pérez-Reverte para el periódico "El Semanal" y publicada en el 2000. Léanla y disfrútenla.


El Semanal

06 de febrero de 2000

Acabo de recibir un e-mail de Pepe Perona, el maestro de Gramática, reproduciendo otro que le ha enviado no se sabe quién. Desconocemos el nombre del autor original; así que, en esta versión postmoderna del manuscrito encontrado, me limito a seguir el juego iniciado por mano genial y anónima. El maravilloso texto se refiere a una supuesta reforma ortográfica que va a aplicar la real Academia, a fin de hacer más asequible el español como lengua universal de los hispanohablantes y de las soberanías soberanistas. Y lo reproduzco con escasas modificaciones.

Según el plan de los señores académicos expertos en lanzada a moro muerto la reforma se llevará a cabo empezando por la supresión de las diferencias entre c, q y k. Komo komienzo todo sonido parecido al de la k será asumido por esta letra. En adelante se eskribirá kasa, keso, Kijote. También se simplifikará el sonido de la c y la z para igualarnos a nuestros hermanos hispanoamerikanos: "El sapato ke kalsa Sesilia es asul". Y desapareserá la doble c, reemplazando la x: "Mi koche tuvo un axidente". Grasias a esta modifikasión los españoles no tendrán ventajas ortográfikas frente a los hermanos hispanoparlantes por su estraña pronunsiasión de siertas letras.

Se funde la b kon la v, ya ke no existe diferensia entre el sonido de la b larga y la v chikita. Por lo kual desapareserá la v y beremos kómo obbiamente basta kon la b para ke bibamos felises y kontentos. Lo mismo pasará kon la “elle” y laye. Todo se eskribirá kon y: "Yébame de biaje a Sebiya, donde la yubia es una marabiya". Esta integrasión probokará agradesimiento general de kienes hablan kasteyano, desde Balensia hasta Bolibia.

La “hache”, kuya presensia es fantasma en nuestra lengua, kedará suprimida por kompleto: así, ablaremos de abichuelas o alkool. Se akabarán esas komplikadas y umiyantes distinsiones entre “echo” y “hecho”, y no tendremos ke rompernos la kabesa pensando kómo se eskribe sanaoria. Así ya no abrá ke desperdisiar más oras de estudio en semejante kuestión ke nos tenía artos. Para mayor konsistensia, todo sonido de “erre” se eskribirá kon doble “r”: "El rrufián de Rroberto me rregaló una rradio". Asimismo, para ebitar otros problemas ortográfikos se fusionan la g y la j, para que así jitano se eskriba komo jirafa y jeranio komo jefe. Aora todo ba kon jota de kojer. Por ejemplo: "El jeneral korrijió los korreajes". No ay duda de ke estas sensiyas modifikasiones arán ke ablemos y eskribamos todos kon jenial rregularidad y más rrápido rritmo.

Orrible kalamidad del kasteyano, jeneralmente, son las tildes o asentos. Esta sankadiya kotidiana desaparese kon la rreforma; aremos komo el ingles ke a triunfado unibersalmente sin tildes. Kedaran ellas kanseladas en el akto, y abran de ser el sentido komun y la intelijensia kayejera los ke digan a ke se rrefiere kada bokablo: "Obserba komo komo la paeya".

Las konsonantes st, ps, bs o pt juntas kedaran komo simples t o s, kon el fin de aprosimarnos a la pronunsiasion de ispanoamerikanos y para mejorar ete etado konfuso de la lengua. Tambien seran proibidas siertas asurdas konsonantes finales ke inkomodan y poko ayudan al siudadano: "¿Ke ora da tu rrelo?", "As un ueco en la pare", y "Erneto jetiona lo ahorro de Aguti". Por supueto, entre ellas se suprimiran las eses de los plurales: "La mujere y lo ombre tienen la mima atitude y fakultade inteletuale". Yegamo trite e inebitablemente a la eliminasion de la d del partisipio pasao y kanselasion de lo artikulo, impueta por el uso: "E bebio te erbio y kon eso me abio". Kabibajo asetaremo eta kotumbre bulgar, ya ke el pueblo yano manda, kedando suprimia esa de interbokalika ke la jente no pronunsia. Adema, y konsiderando ke el latin no tenia artikulo y nosotro no debemo imbentar kosa que Birjilio, Tasito y lo otro autore latino rrechasaban, kateyano karesera de artikulo. Sera poko enrredao en prinsipio, y ablaremo komo fubolita yugolabo en ikatola, pero depue todo etranjero beran ke tarea de aprender nuebo idioma rresulta ma fasile. Profesore terminaran benerando akademiko de la lengua epañola ke an desidio aser rreforma klabe para ke nasione ispanoablante gosemo berdaderamente del idioma de Servante y Kebedo.

Eso si: nunka asetaremo ke potensia etranjera token kabeyo de letra “eñe”. Ata ai podiamo yega. Eñe rrepresenta balore ma elebado de tradision ipanika y primero kaeremo mueto ante ke asetar bejasione a simbolo ke a sio y e korason bibifikante de lengua epañola unibersa.

Wednesday, November 17, 2010

Reading and Writing exercise "La corrección en el lenguaje", by Juan José Millás

These are the eight words that the ¡Y qué me cuentas! group chose after reading "La corrección en el lenguaje" by Juan José Millás.
It is important to mention that “La corrección en el lenguaje” is a story about the gender of the words, a topic that confuses some Spanish learners. Along the story, the author changes feminine words into masculine words and viceversa. By doing so, he sometimes changes the meaning of the word, i.e., libro (book) –libra (pound). Following this idea, we decided to chose 4 words and change their gender. The challenge was to identify words that have a different meaning when their gender changed. Here is the list of the words and the writing exercise. It was a very good exercise!

The list of the words is:
1. Casa
2. Caso
3. Falla
4. Fallo
5. Libra
6. Libro
7. Rodillo
8. Rodilla

Here is the story that the group wrote using the above eight words (words in parenthesis were the first option. As the writing developed, the group changed the words to create a better story).


"Cuando llegué a la casa vi a mi madre de rodillas (trabajando) pintando el piso con un rodillo. Dejé mi libro (del caso que estaba estudiando) que pesaba cinco libras en la mesa. Estaba leyendo de un caso con un fallo muy grave y estaba escuchando la música de Manuel de Falla. Entonces, fui a ayudar a mi madre."

The final story (without the words in parenthesis) is:

"Cuando llegué a la casa vi a mi madre de rodillas pintando el piso con un rodillo. Dejé mi libro que pesaba cinco libras en la mesa. Estaba leyendo de un caso con un fallo muy grave y estaba escuchando la música de Manuel de Falla. Entonces, fui a ayudar a mi madre."

Now is your turn. Use the same words and create a story. Submit it in the comments link.

Have fun!

Tuesday, November 16, 2010

"La Corrección en el Lenguaje" by Juan José Millás

La corrección en el lenguaje
de Juan José Millás

 Note: Please read this short story very carefully. The author plays with words. In his hypothetical story, the protagonist changes the gender of the words from masculine to feminine, and viceversa. Though  I think you all can understand the words by the context of the sentences, maybe you'll have to read them more than once. Enjoy your reading and have fun!

Un chico y una chica muy jóvenes, de instituto, discutían acaloradamente en el metro. Me acerqué disimuladamente a ellos en el momento en el que la chica decía:
-¿Y por qué las mujeres tenemos que tomar somníferos en lugar de somníferas? Lo lógico es que hubiera somníferos para hombres y somníferas para mujeres.
-Eso es lo mismo que decir que los hombres deberíamos tomar aspirinos en lugar de aspirinas. Pues mira, yo me he pasado la vida tomando aspirinas y soy tan hombre como el que más.
-Ya está. Si no te sale el macho no te quedas contento. Naturalmente que los hombres deberíais tomar aspirinos. Yo, si algún día tengo hijos, les daré aspirinos, del mismo modo que a las hijas les administraré antibióticas cuando les haga falta.
-Y los chicos se sentarán en sillos en vez de en sillas, me imagino.
-Pues sí, se sentarán en sillos y dormirán en camos y comerán el sopo, no la sopa, con cucharos. Las cucharas son para las mujeres.
-Tú estás loca. Vete al psiquiatra.
-Y tú al psiquiatro.
El tren se detuvo, se bajaron y yo continué perplejo cinco estaciones más pensando que la chica llevaba razón. ¿Cómo era posible que una lengua tan sexuada como la nuestra cometiera unos fallos, o quizá unas fallas, de ese calibre? Todo el mundo, muy pendiente de que los niños no jueguan con muñecas ni las niñas con tanques, y sin embargo se obliga a las mujeres a viajar en el metro (en lugar de en la metra) y a los hombres a subir al tranvía (en lugar de al tranvío).
Angustiado por esta imperfección que acababa de descubrir en mi lengua materna (perdón, en mi lenguo materno), miré alrededor y vi a una chica leyendo un libro, lo que me pareció una perversión (debería leer una libra) y a un hombre rascándose la rodilla, cuando lo suyo es que se rascara el rodillo y así sucesivamente.
Llegué a casa (a caso en realidad) y le dije a mi mujer que todo estaba patas arriba. Cuando le expliqué por qué me miró de un modo raro y me pidió que hiciera unas tortillas para la cena.
-Unos tortillos, si no te importa -le respondí-, puesto que me voy a ocupar yo del asunto. Si quieres tortillas, las tendrás que hacer tú misma.
Por la noche, la oí hablar con su madre por teléfono (por teléfona, para decirlo con propiedad), y tuve la impresión de que me criticaba. Al día siguiente, se fue de casa, dejándome una nota en la que me pedía que no intentara localizarla. Le daba miedo (<>) vivir conmigo. La echo de menos, pero no podría estar con alguien que se expresara tan mal como ella. Así es la vida, o el vido, qué le vamos a hacer.
This short story appeared in "Voices en Español"

Wednesday, November 10, 2010

Reading and Writing exercise of "Instrucciones para subir una escalera", by Julio Cortazar

These are the eight words that the ¡Y qué me cuentas!" group chose after reading "Instrucciones para subir una escalera", by Julio Cortazar.

1.- Gamuza
2.- Pie
3.- Colgar
4.- Espiral
5.- Agacharse
6.- Esfuerzo
7.- Plegar
8.- Peldaño

This is the story that the group wrote using these eight words
(Note: the words that are in parenthesis were the first choice in the sentence. The group changed words as they work on the sentence.

"Yo estaba a punto de poner el pie en la escalera en espiral cuando avisté algo en el primer peldaño.Agachándome, vi que era un trozo de gamuza y lo levanté. Tuve que hacer esfuerzo para plegarlo y colgarlo (en el barandal)en el techo."

Now it is your turn. Write a story with the same eight words and add it in the "comments" link below this post. If you don't feel like writing now, but you would like to see some of the exercises submitted by people like you, click also in the "comments" link to have access to all of them.

Saturday, November 6, 2010

"Instrucciones para subir una escalera", by Julio Cortazar



"Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se sitúa un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso.
Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie).
Llegando en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso."

Letras de canciones en todos los idiomas

Comparto con ustedes este portal en el que encontrarán letras de canciones en todos los idiomas.
Aprender español escuchando y leyendo las letras de las canciones, facilita el aprendizaje del idioma. Las canciones están por autor/intérprete. Pueden hacer su búsqueda de la A a la Z o escribiendo el nombre del intérprete.
Disfrútenlo haciendo clic aquí

"Ole nuestra eñe" La parodia nacional. Estrellita La Moderna

¿Qué sucedería si se quitara la "ñ" de nuestro abecedario?
Los invito a escuchar este video para que saquen sus conclusiones.


Una nueva ortografía para el siglo XXI

Por Ricardo Soca

Publicado en elcastellano.org el 6 de noviembre del 2010

Después de haber penado durante nueve años en el purgatorio, la ch y la ll serán definitivamente eliminadas de los diccionarios castellanos, a partir de la publicación de la nueva Ortografía de la lengua española, un volumen de ochocientas páginas editado por Espasa con el espaldarazo de las veintidós academias de la lengua, que estará en venta a partir de diciembre. Ambos dígrafos habían sufrido una primera degradación en el Diccionario de 2001, en el que se materializó la decisión de las academias de mantenerlos todavía como parte del alfabeto, pero, en los diccionarios, incluidos en la c y la l respectivamente. Esta resolución obedece a una alegada necesidad de ajustarse a las pautas de un cierto «alfabeto internacional».

La obra será presentada el 28 de noviembre en la Feria del Libro de Guadalajara.

La y griega perderá definitivamente su referencia helénica y será conocida apenas como ye.

Tras la publicación de la nueva obra de la docta casa y sus acólitas, quórum se podrá escribir con c (cuórum) y ¡sorpresa! cuásar será el nuevo nombre de los quásares. Iraq será Irak y el emirato de Qatar pasa a llamarse Catar. La Academia «permite» que estos nombres se escriban con q, pero con la condición de que vayan en bastardilla como extranjerismos crudos y no como vocablos de nuestra lengua.

Otra novedad es que el prefijo ex ya no se escribirá separado ni con guión. A partir de ahora, quienes fueron presidentes serán expresidentes y los ministros que hayan dejado sus cargos pasarán a ser exministros, no ex ministros ni tampoco ex-ministros. Esta decisión es coherente con la Nueva Gramática de la Lengua Española (NGLE), que prescribe que los prefijos van siempre unidos a la base léxica, aunque habrá una excepción: cuando ex preceda palabras compuestas, como ex ministro de Cultura o ex capitán general se escribirá separado .

Otras tildes que se jubilan son las que hasta ahora adornaban la o cuando iba entre números. Si uno quiere ahora escribir 4 ó 5 tendrá que emplear la grafía 4 o 5, que a partir de ahora no se confundirá con 405, según sentenció la autoridad lingüística.

La pronunciación iberoamericana, que hace sonar truhán y guión como bisílabas, es solemnemente ignorada por las academias, que decidieron considerar ambos vocablos como monosílabos, tal como son pronunciados por el 10 % de los hablantes (los de la Península) y, en consecuencia, se escribirán sólo sin tilde. Hasta ahora, se podían escribir con o sin tilde según la pronunciación de cada región, monosilábica o bisilábica.

¿Dije sólo? Pues no, ya no puedo hacerlo: la tilde en solo se elimina definitivamente en todos los casos, incluso cuando pudiera haber ambigüedad (vine solo a verte). Alguien podrá ver tal vez un reflejo autoritario en la aclaración de que la Academia «no condena su empleo si alguien quiere usar la tilde». Menos mal.

Publicado en elcastellano.org el 6 de noviembre del 2010

Thursday, October 21, 2010

"Lo más olvidado del olvido", by Isabel Allende

To get access to "Lo más olvidado del olvido", click here.
Here are the eight words that the "Y qué me cuentas!" group chose after reading "Lo más olvidado del olvido" by Isabel Allende:

1. Catorce
2. Fustigar
3. Culpa
4. Gitana
5. Duranzno
6. Afiche
7. Libros
8. Sosiego

Here is the story that group wrote using the list of the above eight words:

"La gitana vino a nuestra pueblo sosegado a vender duraznos hace catorce años. Al principo, cuando comimos un durazno, nos dimos cuenta que había veneno adentro. Alguien escribió un afiche para avisar a la gente del peligro. El afiche también dijo que iban a fustigar a la gitana por ser culpable. En los libros de historia, se llama "El día de los duranznos envenenados."

Now it is your turn. Write a story using the eight words and post it in the "post" link below this exercise.

Wednesday, October 20, 2010

"Pobre viejo" by Sandra Torres. Comentarios de la autora.

Estimado Ramón:

Una disculpa por la demora en contestar. Últimamente, por una u otra razón, se me ha hecho difícil asomarme a la internet, espero remediar eso en este mes. Fíjate que me resulta increíble que tus alumnos hayan leído y discutido ese cuento; lo escribí en 1994. Luego de una dura jornada, me emociona mucho saberlo. Y sí, el significado de pendientes en el texto es como lo interpretaron al principio, tareas de trabajo por terminar.
Ya leí sus ejercicios, tus comentarios y enseñanzas, y no puedo sino decir que tu página web me parece estupenda, porque independientemente que tus alumnos están aprendiendo otro idioma, están llevándolo a la práctica literaria. Qué mejor manera de "aprehenderlo". ¡Felicitaciones¡, y gracias por esta experiencia. Saludos a todos con afecto.
--- El dom 17-oct-10, Ramon Talavera escribió:


De: Ramon Talavera
Asunto: Re: FW: DOS CUENTOS. PROYECTO.
Fecha: domingo, 17 de octubre de 2010, 17:31

Sandra,
Tu cuento "Pobre viejo" fue leído la semana pasada. Te invito a que veas los ejercicios que han entregado los alumnos después de escoger ocho palabras de tu cuento. Es importante decir que sus ejercicios no tienen necesariamente que ver con la lectura sino con las palabras que decidieron tomar del cuento.
Tu cuento los animó y tuvimos una interesante discusión en clase, sobretodo porque no quedó clara la palabra "pendientes". Al principio lo interpretamos como "tareas del trabajo" pero después creímos que te referiste a "aretes".
A ver si nos lo aclaras.
El link a los ejercicios de tu cuento es: http://yquemecuentas.blogspot.com/search/label/Sandra%20A.%20Torres
Saludos

Ramon Talavera

Sunday, October 17, 2010

Lo más olvidado del olvido, by Isabel Allende

To read the exercise related to this short story, click here.
LO MÁS OLVIDADO DEL OLVIDO
ISABEL ALLENDE

Ella se dejó acariciar, silenciosa, gotas de sudor en la cintura, olor a azúcar tostada en su cuerpo quieto, como si adivinara que un solo sonido podía hurgar en los recuerdos y echarlo todo a perder, haciendo polvo ese instante en que él era una persona como todas, un amante casual que conoció en la mañana, otro hombre sin historia atraído por su pelo de espiga, su piel pecosa o la sonajera profunda de sus brazaletes de gitana, otro que la abordó en la calle y echó a andar con ella sin rumbo preciso, comentando del tiempo o del tráfico y observando a la multitud, con esa confianza un poco forzada de los compatriotas en tierra extraña; un hombre sin tristezas, ni rencores, ni culpas, limpio como el hielo, que deseaba sencillamente pasar el día con ella vagando por librerías y parques, tomando café, celebrando el azar de haberse conocido, hablando de nostalgias antiguas, de cómo era la vida cuando ambos crecían en la misma ciudad, en el mismo barrio, cuando tenía catorce años, te acuerdas, los inviernos de zapatos mojados por la escarcha y de estufas de parafina, los veranos de duraznos, allá en el país prohibido. Tal vez se sentía un poco sola o le pareció que era una oportunidad de hacer el amor sin preguntas y por eso, al final de la tarde, cuando ya no había más pretextos para seguir caminando, ella lo tomó de la mano y lo condujo a su casa. Compartía con otros exiliados un apartamento sórdido, en un edificio amarillo al final de un callejón lleno de tarros de basura. Su cuarto era estrecho, un colchón en el suelo cubierto con una manta a rayas, unas repisas hechas con tablones apoyados en dos hileras de ladrillos, libros, afiches, ropa sobre una silla, una maleta en un rincón. Allí ella se quitó la ropa sin preámbulos con actitud de niña complaciente.

Él trató de amarla. La recorrió con paciencia, resbalando por sus colinas y hondonadas, abordando sin prisa sus rutas, amasándola, suave arcilla sobre las sábanas, hasta que ella se entregó, abierta. Entonces él retrocedió con muda reserva. Ella se volvió para buscarlo, ovillada sobre el vientre del hombre, escondiendo la cara, como empeñada en el pudor, mientras lo palpaba, lo lamía, lo fustigaba. Él quiso abandonarse con los ojos cerrados y la dejó hacer por un rato, hasta que lo derrotó la tristeza o la vergüenza y tuvo que apartarla. Encendieron otro cigarrillo, ya no había complicidad, se había perdido la anticipada urgencia que los unió durante ese día, y sólo quedaban sobre la cama dos criaturas desvalidas, con la memoria ausente, flotando en el vacío terrible de tantas palabras calladas. Al conocerse esa mañana no ambicionaron nada extraordinario, no habían pretendido mucho, sólo algo de compañía y un poco de placer, nada más, pero a la hora del encuentro los venció el desconsuelo. Estamos cansados, sonrió ella, pidiendo disculpas por esa pesadumbre instalada entre los dos.

En un último empeño de ganar tiempo, él tomó la cara de la mujer entre sus manos y le besó los párpados. Se tendieron lado a lado, tomados de la mano, y hablaron de sus vidas en ese país donde se encontraban por casualidad, un lugar verde y generoso donde sin embargo siempre serían forasteros. Él pensó en vestirse y decirle adiós, antes de que la tarántula de sus pesadillas les envenenara el aire, pero la vio joven y vulnerable y quiso ser su amigo. Amigo, pensó, no amante, amigo para compartir algunos ratos de sosiego, sin exigencias ni compromisos, amigo para no estar solo y para combatir el miedo. No se decidió a partir ni a soltarle la mano. Un sentímiento cálido y blando, una tremenda compasión por sí mismo y por ella le hizo arder los ojos.

Se infló la cortina como una vela y ella se levantó a cerrar la ventana, imaginando que la oscuridad podía ayudarlos a recuperar las ganas de estar juntos y el deseo de
abrazarse. Pero no fue así, él necesitaba ese retazo de luz de la calle, porque si no se
sentía atrapado de nuevo en el abismo de los noventa centímetros sin tiempo de la
celda, fermentando en sus propios excrementos, demente. Deja abierta la cortina,
quiero mirarte, le mintió, porque no se atrevió a confiarle su terror de la noche,
cuando lo agobiaban de nuevo la sed, la venda apretada en la cabeza como una corona de clavos, las visiones de cavernas y el asalto de tantos fantasmas. No podía hablarle de eso, porque una cosa lleva a la otra y se acaba diciendo lo que nunca se ha dicho.

Ella volvió a la cama, lo acarició sin entusiasmo, le pasó los dedos por las pequeñas
marcas, explorándolas. No te preocupes, no es nada contagioso, son sólo cicatrices, rió él casi en un sollozo. La muchacha percibió su tono angustiado y se detuvo, el gesto suspendido, alerta. En ese momento él debió decirle que ése no era el comienzo de un nuevo amor, ni siquiera de una pasión fugaz, era sólo un instante de tregua, un breve minuto de inocencia, y que dentro de poco, cuando ella se durmiera, él se iría; debió decirle que no habría planes para ellos, ni llamadas furtivas, no vagarían juntos otra vez de la mano por las calles, ni compartirían juegos de amantes, pero no pudo hablar, la voz se le quedó agarrada en el vientre, como una zarpa. Supo que se hundía. Trató de retener la realidad que se le escabullía, anclar su espíritu en cualquier cosa, en la ropa desordenada sobre la silla, en los libros apilados en el suelo, en el afiche de Chile en la pared, en la frescura de esa noche caribeña, en el ruido sordo de la calle; intentó concentrarse en ese cuerpo ofrecido y pensar sólo en el cabello desbordado de la joven, en su olor dulce. Le suplicó sin voz que por favor lo ayudara a salvar esos segundos, mientras ella lo observaba desde el rincón más lejano de la cama, sentada como un faquir, sus claros pezones y el ojo de su ombligo mirándolo también, registrando su temblor, el chocar de sus dientes, el gemido. El hombre oyó crecer el silencio en su interior, supo que se le quebraba el alma, como tantas veces le ocurriera antes, y dejó de luchar, soltando el último asidero al presente, echándose a rodar por un despeñadero inacabable. Sintió las correas incrustadas en los tobillos y en las muñecas, la descarga brutal, los tendones rotos, las voces insultando, exigiendo nombres, los gritos inolvidables de Ana supliciada a su lado y de los otros, colgados de
los brazos en el patio.

¡Qué pasa, por Dios, qué te pasa!, le llegó de lejos la voz de Ana. No, Ana quedó
atascada en las ciénagas del Sur. Creyó percibir a una desconocida desnuda, que lo
sacudía y lo nombraba, pero no logró desprenderse de las sombras donde se agitaban látigos y banderas. Encogido, intentó controlar las náuseas. Comenzó a llorar por Ana y por los demás. ¿Qué te pasa?, otra vez la muchacha llamándolo desde alguna parte.

¡Nada, abrázame ... ! rogó y ella se acercó tímida y lo envolvió en sus brazos, lo
arrulló como a un niño, lo besó en la frente, le dijo llora, llora, lo tendió de espaldas
sobre la cama y se acostó crucificada sobre él.

Permanecieron mil años así abrazados, hasta que lentamente se alejaron las
alucinaciones y él regresó a la habitación, para descubrirse vivo a pesar de todo,
respirando, latiendo, con el peso de ella sobre su cuerpo, la cabeza de ella
descansando en su pecho, los brazos y las piernas de ella sobre los suyos, dos
huérfanos aterrados. Y en ese instante, como si lo supiera todo, ella le dijo que el
miedo es más fuerte que el deseo, el amor, el odio, la culpa, la rabia, más fuerte que
la lealtad. El miedo es algo total, concluyó, con las lágrimas rodándole por el cuello.
Todo se detuvo para el hombre, tocado en la herida más oculta. Presintió que ella no
era sólo una muchacha dispuesta a hacer el amor por conmiseración, que ella conocía aquello que se encontraba agazapado más allá del silencio, de la completa soledad, más allá de la caja sellada donde él se había escondido del Coronel y de su propia traición, más allá del recuerdo de Ana Díaz y de los otros compañeros delatados, a quienes fueron trayendo uno a uno con los ojos vendados. ¿Cómo puede saber ella todo eso? La mujer se incorporó. Su brazo delgado se recortó contra la bruma clara de la ventana, buscando a tientas el interruptor. Encendió la luz y se quitó uno a uno los brazaletes de metal, que cayeron sin ruido sobre la cama. El cabello le cubría a medias la cara cuando le tendió las manos. También a ella blancas cicatrices le cruzaban las muñecas. Durante un interminable momento él las observó inmóvil hasta comprenderlo todo, amor, y verla atada con las correas sobre la parrilla eléctrica, y entonces pudieron abrazarse y llorar, hambrientos de pactos y de confidencias, de palabras prohibidas, de promesas de mañana, compartiendo, por fin, el más recóndito secreto

Wednesday, October 13, 2010

"Pobre Viejo", by Sandra A. Torres

These are the eight words that the group ¡Y qué me cuentas! decided to use to create a story after reading "Pobre viejo", by Sandra A. Torres:

1. Madrugada
2. Tuerto
3. Pendientes
4. Concienzuda
5. Añicos
6. Escudriñar
7. Alucinar
8. Casera

Let me share with you the story that the group wrote using the above word:

"En una madrugada del otoño, escudriñaba mi coche que estaba tuerto. Después del accidente, recibí mi carro divino del mecánico sin un faro. Me dijo el mecánico:
-"Estoy pendiente del faro nuevo"
El viejo faro se había hecho añicos, cuando yo manejé alucinando con un Lexus y choqué con la casera de mi edificio. Ella también se quedó tuerta y su esposo me escudriñó concienzudamente con un ojo."

Now it's your turn. Use the same words and write a story. Use your imagination!
Post it in the post link below.
As soon as I receive your story, I'll send you my comments!

Saturday, October 2, 2010

"Pobre viejo", by Sandra A. Torres

POBRE VIEJO
Sandra A. Torres
La privacidad ha sido para mí como una religión. Con los vecinos me llevo de buenos días, qué tiempo o no arroje agua de arriba, nada más; ni consejeros espirituales ni Testigos de Jehová. La única visita que recibo es la de mi hermana y eso cuando se disgusta con su marido o se toma un tiempo para verme. De haber sido otra en mi lugar no sé qué habría pasado con esta historia, quizá todos los del edificio se hubieran enterado. Mentiría si no confieso el miedo que sentí crecer hasta el horror cuando lo descubrí. Pero primero debo hablar de mi cuarto. No es amplio, apenas lo ocupan una cama matrimonial, regalo de mi mamá - siempre tuvo la esperanza de que me casara -, una mesa de trabajo, un pequeño librero y un ropero que ha pasado de generación a generación, colocado frente a la cama.
Todo empezó una madrugada. Estaba sacando los pendientes de la oficina, cuando sentí irritados los ojos, los froté con fuerza y fue peor. En una luna del ropero revisé mi vista. Me llamó la atención una línea arqueada en el espejo, que me olvidé del ardor de ojos. Tallé la línea con un dedo, no se borró y desistí pensando que se trataba de una simple rayadura. El asunto no terminó ahí; al día siguiente, cuando me arreglaba para ir al trabajo y escudriñé mi imagen en el espejo, vi que otra línea arqueada se había engarzado con la ya existente formando un óvalo. Froté las líneas obteniendo el mismo resultado del día anterior. En la oficina no comenté a nadie del asunto, de por sí siento que esperan que diga algo para justificar la opinión que tienen de mí, nada respetable por cierto; dicen a mis espaldas que soy una mujer extraña, por no decir loca. Por mí que digan misa. Aproveché el descanso para salir a comprar solvente en la ferretería; esa noche borraría el óvalo a como diese lugar. Con un trapo empapado restregué inútilmente el espejo. Por primera vez, desde la muerte de mamá, sentí miedo de estar sola. Me dije calma, y fui a preparar la cena. En la sala vi las noticias y a ratos volteaba hacia el cuarto. El Himno Nacional cerró la programación; apagué la tele para irme a dormir. Ya en el cuarto no levanté la mirada sino hasta cuando estuve acostada; fue entonces que descubrí un ojo mirándome fijamente desde la luna del ropero. Lo primero que agarré fue un zapato y lo arrojé sobre el espejo, el cual se hizo añicos con todo y ojo. No pasó mucho tiempo cuando tocaron a la puerta: era mi vecina. Abrí.
-¿Se encuentra bien, vecina?- Preguntó inspeccionándome; y por encima de mi hombro, vio al interior del departamento.
Entorné la puerta y con fingida tranquilidad le dije que sólo había quebrado un espejo.
-¿Un espejo roto? Mala suerte -sentenció-, y más si ocurrió de noche-. Dejó de hablar para mirarme concienzuda; después se acercó y me dijo en tono confidencial: “pienso que no es conveniente que viva sola, Patricia. Tanto loco suelto y usted solita; no, deje eso al viejo Elpidio; él, en el último piso, está más cerca del cielo que nosotras. Hasta alucina el pobre. Fíjese que la otra vez subí a la azotea a regar mis plantas y al regresar escuché, sin querer, cómo regañaba a alguien. ¿A quién, si nadie lo visita?”
No quise escucharla más; pretexté levantarme temprano para cortar la absurda plática. Esa noche, después de recoger los vidrios, no pude dormir tranquila; enfrente, el ropero estaba tuerto.
Los siguientes días transcurrieron tranquilos -la otra luna no creó problemas- que vacilé en reponer el espejo roto. Sin embargo, en una visita, mi hermana terminó por convencerme de hacerlo, refiriendo el aspecto de abandono que presentaba el ropero. Muy pronto acudió un joven de la vidriería. En cuestión de minutos colocó el espejo y comprobé que no tuviera rayaduras. Pagué y acompañé al joven hasta la puerta. En ese momento mi vecina, lívida de coraje, bajaba las escaleras. Me dijo que alguien había hecho destrozos en sus plantas de la azotea y sospechaba de don Elpidio; ese alguien con quien el viejo alucinaba, conjeturó la vecina, tenía nombre de perro o conejo. Antes de entrar a su departamento dijo que pondría al tanto de la situación a la casera, quien prohíbe animales en el edificio. Cada loco con su tema. Fui al cuarto a concluir un trabajo. En la luna del ropero el ojo parecía esperarme. Respirando profundo, decidí que ya no rompería más espejos; dejé entonces al ojo escrutar libremente a su alrededor; quizá, como los gatos, se hartaría. Mientras tanto, me puse a trabajar sintiendo su mirada sobre la espalda. Al terminar, embotada, me senté al filo de la cama y fumé un cigarrillo. El humo lo dirigí hacia el ojo y él parpadeaba desplazándose en el espejo para esquivarlo; como no lo logró, se esfumó. Horas después volvería.
Con el tiempo he llegado a pensar que no pierdo nada con que un ojo exista en la luna de mi ropero: no come, no habla, no se enferma, sólo ve; además, me siento acompañada. Por fortuna no he tenido problemas con los vecinos, como don Elpidio. Pobre viejo, no sé qué sucedería si los del edificio supieran, como yo, que él alucina en su departamento con un unicornio, que por las noches se le escapa y hace tales destrozos en las plantas de la vecina. Sí, pobre viejo.

Sandra A. Torres Herrera

Wednesday, September 29, 2010

Reading and Writing exercise of "El Cartero de Neruda" by Antonio Skármeta

After reading the last chapter of "El cartero de Neruda", by Antonio Skármeta, the "¡ Y qué me cuentas” group chose eight words from the reading to create a collective story. The eight words are the following:

1. Impermeable
2. Madrugada
3. Engolado
4. Agacharse
5. Transcurrir
6. Avivando
7. Encendedor
8. Secuestrar

Below is the story that the group wrote using the eight words. Please notice that there are some words in parenthesis. These words reflect the process of the writing. In this particular story, the students were trying to find the right word and the right preposition to describe an action of a kidnapper. All the words that are in parenthesis are the words that they chose and decided to change when they found out that those words didn't describe, in a precise manner, their thoughts.

Here is the story:


"...entonces, por la madrugada, el joven se agachó cuando escuchó la voz engolada de un secuestrador (cubierto con) (por) (llevando un) (disfrazado con) escondido debajo de un impermeable. Transcurrió mucho tiempo. De repente el tipo usó un encendedor avivando la flama. Se quemó, y el joven se escapó".

Now let's read the same story without the words in parenthesis:

"...entonces, por la madrugada, el joven se agachó cuando escuchó la voz engolada de un secuestrador escondido debajo de un impermeable. Transcurrió mucho tiempo. De repente el tipo usó un encendedor avivando la flama. Se quemó, y el joven se escapó".

Now it is your turn to write a story using the same eight words. Submit it at the end of this post in the "comments" link. I'll read it, and I will send you my comments.

Saturday, September 25, 2010

Reading and Writing Excercises of " El Cartero de Neruda", Fragmento # 1 by Antonio Skármeta

Il Postino

Here are the eight words that the ¡Y que me cuentas! group chose after reading one of the chapters of "El Cartero de Neruda"

1. Mariposa
2. Sonrisa
3. Interruptor
4. Plagio
5. Cartero
6. Desfallecer
7. Pensando
8. Comunista

The story that the group wrote using the eight words (mistakes in parenthesis) is:

"El cartero se quedó pensando de la sonrisas falsas del comunista. De repente alguien accionó el interruptor y todo quedó oscuro. (Se) sentía algo en su estómago, como mariposas, antes de desfallecer. Esto no es un plagio, es la verdad."

Yesterday when we finished this exercise, I didn't realize that we used the verb "pensar" followed by the preposition "de". This is not correct. According to this sentence, the preposition that has to go right after the verb "pensar" is "en".

Here is the story without mistakes:

"El cartero se quedó pensando en las sonrisas falsas del comunista. De repente alguien accionó el interruptor y todo quedó oscuro. Sentía algo en su estómago, como mariposas, antes de desfallecer. Esto no es un plagio, es la verdad”.

Now it is your turn. Create your own story using the same words and post it in the comments link right below this post.

Ultimo Discurso de Salvador Allende, el 11 Sept 1973

Vean y escuchen este video para entender el contexto político en el que se desarrolla la novela "El cartero de Neruda" de Antonio Skármeta. Es el último discurso de Salvador Allende. El audio no es muy claro, sin embargo, al final del video aparece el discurso escrito.

Dejen sus comentarios en el link "comments" que aparece al final del video.

Comparen la última escena de la película "Il postino" con la última escena de la novela "El cartero de Neruda", de Antonio Skármeta, Fragmento # 3

Para encontrar dicho fragmento, haga clic aquí

Dejen sus comentarios en el link "comments" al final de este video.


"El Cartero de Neruda", by Antonio Skármeta, Fragmento # 3


Comparen la última escena de la novela "El cartero de Neruda" con la versión cinematográfica  del video subido en You Tube (para encontrarlo, haga click aquí).
Dejen sus comentarios al final de esta lectura en el link "comments"


"Mario Jiménez supo de la muerte del poeta en el televisor de la hostería. La noticia fue emitida por un locutor engolado el cual habló dela desaparición de «una gloria nacional e internacional». Seguía unabreve biografía hasta el momento de su Premio Nobel, y concluía con la lectura de un comunicado, mediante el cual la Junta Militar expresaba su consternación por la muerte del vate.
Rosa, Beatriz, y hasta el mismo Pablo Neftalí, contagiados por el silencio de Mario, lo dejaron en paz. Se lavaron los platos de la cena, se saludó sin énfasis al último turista que tomaría el nocturno hacia Santiago, se hundió interminablemente la bolsa de té en el agua hervida y se raspó con las uñas mínimos restos de comida adheridos al hule de las mesas.
Durante la noche, el cartero no pudo dormir y las horas transcurrieron con la vista en el techo, sin que un solo pensamiento las distrajera. Hacia las cinco de la madrugada, oyó frenar autos ante la puerta. Al asomarse a la ventana, un hombre de bigotes le hizo un gesto indicándole que saliera. Mario se puso su yérsey marinero y vino hacia el portón. Junto al hombre de bigotes, semicalvo, había otro muy joven de pelo corto, impermeable, y un nudo de corbata abundante.
-¿Usted es Mario Jiménez? -preguntó el hombre de bigotes.
-Sí, señor.
-¿Mario Jiménez, de profesión cartero?
-Cartero, señor.
El joven de impermeable extrajo una tarjeta gris de un bolsillo, y la revisó de una pestañeada.
-¿Nacido el siete de febrero de 1952?
-Sí, señor.
El joven miró al hombre mayor, y fue éste quien le habló a Mario:
-Bien. Tiene que acompañarnos.
El cartero se limpió las palmas de las manos sobre los muslos.
-¿por qué, señor?
-Es para hacerle unas preguntas -dijo el hombre de bigotes poniéndose un cigarrillo en los labios y palpándose luego los bolsillos, como si buscara fósforos. Vio venir la mirada de Mario a sus ojos-. Una diligencia de rutina acotó entonces, pidiéndole fuego con un gesto a su acompañante.
Éste negó con la cabeza.
-No tiene nada que temer-le dijo luego el del impermeable.
-Después, puede volver a casa -dijo el hombre de bigotes, mostrándole el cigarrillo a alguien que asomaba la cabeza por la ventana de uno de los dos autos sin patente, que aguardaban en la calle con el motor en marcha.
-Se trata de una diligencia de rutina -agregó el joven del impermeable.
-Contesta un par de preguntas y después vuelve a casa -dijo el hombre de bigotes, alejándose hacia el hombre del auto que ahora mostraba un encendedor dorado en la ventanilla. El hombre de los bigotes se agachó, y entonces el diputado Labbé con un preciso golpe produjo una fuerte llama del mechero. Mario vio que el hombre de los bigotes se levantaba avivando la brasa del cigarrillo con una honda aspiración, y que le hacía un gesto al joven del impermeable, para que avanzaran hasta el otro auto. El joven del impermeable no tocó a Mario. Sólo se limitó a indicarle la dirección del Fiat negro. El auto del diputado Labbé se fue lentamente, y Mario avanzó con su acompañante hasta el otro vehículo. En el volante había un hombre con lentes oscuros oyendo noticias. Al entrar en el coche, alcanzó a oír cuando el locutor anunciaba que las tropas habían ocupado la editorial Quimantú, y habían procedido a secuestrar la edición de varias revistas subversivas, tales como Nosotros los chilenos, Paloma y La Quinta Rueda".

Saturday, September 18, 2010

Comparen la escena de la película "Il Postino"- a partir del minuto 1:47 al 5:02- con el fragmento # 1 de la novela "El Cartero de Neruda".

Para encontrar dicho fragmento, hagan click aquí

La versión que comparto con ustedes está doblada al español. Considero que es un buen trabajo de doblaje. ¿Que diferencias encuentran en las dos versiones en:
-los personajes,
-los ambientes,
-los países,
-¿Cómo describe la influencia de Pablo Neruda en Mario?
-¿Qué provocan las palabras de Mario en Beatriz?
-¿Qué provocan las palabras de Mario en la mamá/tía?
-¿Qué metáforas propias dice la mamá/tía?
-¿Qué metáfora dice Beatriz al explicar la manera en la que Mario habla?

Dejen sus comentarios en el link "comments"

"El Cartero de Neruda", by Antonio Skármeta, Fragmento # 1

Este es el fragmento de la novela “El Cartero de Neruda” que vamos a trabajar (pag.30-33 del libro electrónico). Comparen este fragmento de la novela con la versión cinematográfica (minuto 1:47 al 5:02) del video subido en You Tube (haga click aquí). La versión que comparto con ustedes está doblada al español. Considero que es un buen trabajo de doblaje. ¿Que diferencias encuentran en las dos versiones en:
-los personajes,
-los ambientes,
-los países,
-¿Cómo describe la influencia de Pablo Neruda en Mario?
-¿Qué provocan las palabras de Mario en Beatriz?
-¿Qué provocan las palabras de Mario en la mamá/tía?
-¿Qué metáforas propias dice la mamá/tía?
-¿Qué metáfora dice Beatriz al explicar la manera en la que Mario habla?


Nota: Respecto a la palabra "roquerío" que encuentran en la primera línea del fragmento que leerán a continuación, busqué su significado y no lo encontré. Finalmente encontré la siguiente explicación de la palabra en el siguiente blog: http://guiapanoramica.wordpress.com/acordes-musicales/
“Roquerío” es una palabra chilena [...] inventada por Neruda (que inventó varias palabras, como “Crepusculario”). La palabra ” Roquerío” partió con Neruda y luego otros poetas la recogieron, como Raúl Zurita [...]. Ahora, en el siglo XXI, la palabra es parte de nuestro vocabulario chileno, pero si le preguntas a un venezolano o a un español qué es un roquerío, no saben (aunque lo pueden adivinar)."


Dejen sus comentarios en el link de "comments"

Fragmento:
“(Mario) …siguió los pasos de Beatriz por la playa y a la altura de los roqueríos, con el corazón en la mandíbula, le habló. Al comienzo con vehemencia, pero luego, como si él fuera una marioneta y Neruda su ventrílocuo, logró una fluidez que permitió a las imágenes tramarse con tal encanto, que la charla, o mejor dicho el recital, duró hasta que la oscuridad fue perfecta.
Cuando Beatriz volvió del roquerío directamente a la hostería, y levantó sonámbula de la mesa una botella a medio consumir que dos pescadores aligeraban tarareando el bolero La vela de Roberto Lecaros, provocándoles estupor, para luego avanzar con el mal habido licor hacia su casa, la madre se dijo que era hora de cerrar, condonó el pago del frustrado consumo a sus clientes, los acompañó hasta la puerta, y puso en acción el candado.
La encontró en la habitación expuesta al viento otoñal, la mirada acosada por la oblicua luna llena, la penumbra difusa sobre la colcha, la respiración alborotada.
-¿Qué haces? -le preguntó.
-Estoy pensando.
De un manotazo accionó el interruptor, y la luz agredió su rostro huido.
-Si estás pensando, quiero ver qué cara pones cuando piensas.
-Beatriz se cubrió los ojos con las manos-. ¡Y con la ventana abierta en pleno otoño!
-Es mi pieza, mamá.
-Pero las cuentas del médico las pago yo. Vamos a hablar claro, hijita. ¿Quién es él?
-Se llama Mario.
-¿Y qué hace?
-Es cartero.
-¿Cartero?
-¿Que no le vio el bolsón?
-Claro que le vi el bolsón. Y también vi para qué usó el bolsón. Para meter una botella de vino.
-Porque ya había terminado el reparto.
-¿A quién le lleva cartas?
-A don Pablo.
-¿Neruda?
-Son amigos, pues.
-¿Él te lo dijo?
-Yo los vi juntos. El otro día estuvieron conversando en la hostería.
-¿De qué hablaron?
-De política.
-¡Ah, además es comunista!
-Mamá, Neruda va a ser presidente de Chile.
-Mijita, si usted confunde la poesía con la política, lueguito va a ser madre soltera. ¿Qué te dijo?
Beatriz tuvo la palabra en la punta de la lengua, pero la adobó algunos segundos con su cálida saliva.
-Metáforas.
La madre se aferró a la perilla del rústico catre de bronce, apretándola hasta convencerse de que podía derretirla.
-¿Qué le pasa mamá? ¿Qué se quedó pensando?
La mujer vino al lado de la chica, se dejó desvanecer sobre el lecho, y con voz desfalleciente, dijo:
-Nunca te oí una palabra tan larga. ¿Qué «metáforas» te dijo?
-Me dijo... Me dijo que mi sonrisa se extiende como una mariposa en mi rostro.
-¿Y qué más?
-Bueno, cuando dijo eso, yo me reí.
-¿Y entonces?
-Entonces dijo una cosa de mi risa. Dijo que mi risa era una rosa, una lanza que se desgrana, un agua que estalla. Dijo que mi risa era una repentina ola de plata.
La mujer humedeció con la lengua trémula sus labios.
-¿Y qué hiciste entonces?
-Me quedé callada.
-¿Y él? .
-¿Qué más me dijo?
-No, mijita. ¡Qué más le hizo! Porque su cartero además de boca ha de tener manos.
-No me tocó en ningún momento. Dijo que estaba feliz de estar tendido junto a una joven pura, como a la orilla de un océano blanco.
-¿Y tú?
-Yo me quedé callada pensando.
-¿Y él?
-Me dijo que le gustaba cuando callaba porque estaba como ausente.
-¿Y tú?
-Yo lo miré
-¿Y él?
-El me miró también. Y después dejó de mirarme a los ojos y se estuvo un largo rato mirándome el pelo, sin decir nada, como si estuviera pensando. Y entonces me dijo: «me falta tiempo para celebrar tus cabellos, uno por uno debo contarlos y alabarlos».
La madre se puso de pie y cruzó delante de su pecho las palmas de las manos, horizontales como los filos de una guillotina.
-Mijita, no me cuente más. Estamos frente a un caso muy peligroso.
Todos los hombres que primero tocan con la palabra, después llegan más lejos con las manos.
-¡Qué van a tener de malo las palabras! -dijo Beatriz abrazándose a la almohada.
-No hay peor droga que el bla-bla. Hace sentir a una mesonera de pueblo como una princesa veneciana. Y después, cuando viene el momento de la verdad, la vuelta a la realidad, te das cuenta de que las palabras son un cheque sin fondo. ¡Prefiero mil veces que un borracho te toque el culo en el bar, a que te digan que una sonrisa tuya vuela más alto que una mariposa!
-¡Se extiende como una mariposa! -saltó Beatriz.
-¡Que vuele o que se extienda da lo mismo! ¿Y sabes por qué? Porque detrás de las palabras no hay nada. Son luces de bengala que se deshacen en el aire.
-Las palabras que me dijo Mario no se han deshecho en el aire. Las sé de memoria y me gusta pensar en ellas cuando trabajo.
-Ya me di cuenta. Mañana haces tu maleta y te vas unos días donde tu tía en Santiago.
-No quiero.
-Tu opinión no me importa. Esto se puso grave.
-¡Qué tiene de grave que un cabro te hable! ¡A todas las chiquillas les pasa!
La madre hizo un nudo en su chal.
-Primero, que se nota a la legua que las cosas que te dice se las ha copiado a Neruda.
Beatriz dobló el cuello y miró la pared como si se tratara del horizonte.
-¡No, mamá! Me miraba y le salían palabras como pájaros de la boca.
-Como «pájaros de la boca». ¡Esa misma noche haces tu maleta y partes a Santiago! ¿Sabes cómo se llama cuando uno dice cosas de otro y lo oculta? ¡Plagio! Y tu Mario puede ir a dar a la cárcel por andarte diciendo... ¡metáforas! Yo misma voy a telefonear al poeta, y le voy a decir que el cartero le anda robando los versos.
-¡Cómo se le ocurre, `ñora, que don Pablo va a andar preocupándose de eso! Es candidato a la presidencia de la república, a lo mejor le dan el Premio Nobel, y usted le va a ir a conventillear por un par de metáforas.
La mujer se pasó el pulgar por la nariz igual que los boxeadores profesionales.
-«Un par de metáforas.» ¿Te has visto como estás?
Agarró a la chica de la oreja y la trajo hacia arriba, hasta que sus narices quedaron muy juntas.
-¡Mamá!
-Estás húmeda como una planta. Tienes una calentura, hija, que solo se cura con dos medicinas. Las cachas o los viajes. -Soltó el lóbulo de la muchacha, extrajo la valija desde abajo del catre y la derramó sobre la colcha-. ¡Vaya haciendo su maleta!
-¡No pienso! ¡Me quedo!
-Mijita, los ríos arrastran piedras y las palabras embarazos. ¡La maletita!
-Yo sé cuidarme.
-¡Qué va a saber cuidarse usted! Así como la estoy viendo acabaría con el roce de una uña. Y acuérdese que yo leía a Neruda mucho antes que usted. No sabré yo que cuando los hombres se calientan, hasta el hígado se les pone poético.
-Neruda es una persona seria. ¡Va a ser presidente!
-Tratándose de ir a la cama no hay ninguna diferencia entre un presidente, un cura o un poeta comunista”.