INSTRUCCIONES PARA PARTICIPAR EN ESTE BLOG
Cada semana leeremos un cuento o un poema de algún autor hispano.
Te invito a participar de la siguiente manera:
1. Escoge un cuento, poema, o ensayo de la lista de autores que aparece en la columna del lado derecho del blog. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
2. Después de leer el material elegido, crea una historia usando las ocho palabras que el grupo ¡ Y qué me cuentas! escogió en clase, o escoge otras ocho palabras de la lectura que quieras practicar. Para encontrar un ejemplo, haz clic aquí.
3. Sube tu historia usando el enlace de comentarios ("comments"). Lo encontrarás al final de cada lectura.
No temas cometer errores en tu historia. Yo estoy aquí para ayudarte. Tan pronto subas tu historia, yo te mandaré mis comentarios.
¿Estás listo? ¡ Adelante!

Escuchen los ipods de ¡Y qué me cuentas!

Este video muestra el momento en el que los estudiantes de ¡Y qué me cuentas! crean una historia usando ocho palabras extraídas de un cuento previamente leído en clase.

Comparte este blog con tus amigos

Promover y difundir el blog

¡Y qué me cuentas!

Recomendación al Gobierno de México por parte del Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) durante su XVII reunión ordinaria.

Haga clic aquí para ver el texto completo

¿Por qué aprender, mantener o mejorar el idioma español?

• 500 millones de personas hablan español en el mundo
• 48 millones de personas hablan español en Estados Unidos
• El español es el idioma oficial en 21 paises
• El español es el segundo idioma más estudiado a nivel mundial
• El español es el tercer idioma más utilizado en internet

Buscador

Search for books in Spanish

Escribe tu correo electrónico para que recibas las actualizaciones del blog.

Si te gusta el blog, ¡Y qué me cuentas! ayúdame a seguir mejorándolo. Dona un dólar o más!

Saturday, September 29, 2012

Ejercicio de lectura y escritura de "Un pacto con el diablo" de Juan José Arreola

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio haga clic aquí.
Hola, Ramón,
Gracias otra vez por subir al blog los cuentos que hemos estado leyendo en nuestras reuniones de YQMC en Austin. Esta semana discutimos «Un pacto con el diablo» y «El amor tomado al natural». También disfrutamos de mucha conversación y de pronto fue casi la hora de salir de la biblioteca (que ya cierra a las ocho.) No hicimos el ejercicio de ocho palabras, pero yo hice un ejercicio corto por divertirme (con palabras tomadas de «Un pacto...».) (Encontré que es mucho más difícil escoger las ocho palabras uno solo, así que terminé haciéndolo al cerrar los ojos y apuntar con el dedo.)
Mis ocho palabras:

1. Arrepentirse
2. Las combinaciones
3. Cuidado
4. La aguja
5. Sombrío
6. Discutir
7. La puerta
8. La malicia

Mi ejercicio:

– Me arrepiento de haber matado a ese pobre con esa aguja envenenada –dijo el hombre con voz sombría. – La malicia es realmente una obra del diablo. Yo sabía cuál combinación de químicos debía usar y los mezclé cuidadosamente. ¡Y sólo porque nosotros habíamos discutido sobre las ganancias de nuestro negocio!

Entonces el hombre escondió la aguja en su bolsillo y mientras miraba tristamente al cuerpo de su socio difunto, respiró hondo y dijo – Pero sería peor si me agarran y me mandan a la cárcel por asesinato. Con ese pensamiento dejó la oficina, cerrando silenciosamente la puerta y alejándose apurado del edificio.

Thursday, September 27, 2012

"Stem-changing verbs" or "Boot verbs"

Hola.
Los invito a que vean estos videos respecto a los "Stem-changing verbs" o "Boot verbs" como también se les conoce. El primer video es una excelente explicación de dichos verbos y el segundo es una canción que les hará reír y recordar los verbos.
Disfrútenlos.






Tuesday, September 25, 2012

"El amor tomado al natural" de Enrique Jardiel Poncela

El amor tomado al natural
Enrique Jardiel Poncela
(España)

La mesa de al lado estaba vacía. Pero estuvo vacía poco tiempo.

Porque una mujer joven y elegante entró en el café, miró a su alrededor, dio unos pasos, vaciló, se detuvo, dudó y, por fin, vino a sentarse a la mesa de al lado.

La dama se ceñía con un abrigo negro, y llevaba debajo del abrigo dieciocho gramos de vestido verde.

El verde del vestido era «verde jade».

El negro del abrigo era «negro Flemming».

Despedía una intensa atmósfera de perfume de Laissemoi-mon-vieux; parecía muy orgullosa del rubio frenético de sus cabellos, y tenía -resueltamente- el aire de una persona que no pierde el aplomo jamás.

Me miró al pasar. Me miró como hubiese mirado a un paraguas que alguien se hubiera dejado olvidado en el asiento. Miró también las cuartillas que, a medio escribir, yacían desparramadas

"Un pacto con el diablo" de Juan José Arreola

Para leer el ejercicio relacionado con este cuento haga clic aquí.
Un pacto con el diablo

Juan José Arreola

(México)

Aunque me di prisa y llegué al cine corriendo, la película había comenzado. En el salón oscuro traté de encontrar un sitio. Quedé junto a un hombre de aspecto distinguido.

-Perdone usted -le dije-, ¿no podría contarme brevemente lo que ha ocurrido en la pantalla?

-Sí. Daniel Brown, a quien ve usted allí, ha hecho un pacto con el diablo.

-Gracias. Ahora quiero saber las condiciones del pacto: ¿podría explicármelas?

-Con mucho gusto. El diablo se compromete a proporcionar la riqueza a Daniel Brown durante siete años. Naturalmente, a cambio de su alma.

-¿Siete nomás?

-El contrato puede renovarse. No hace mucho, Daniel Brown lo firmó con un poco de sangre.

Yo podía completar con estos datos el argumento de la película.

Monday, September 24, 2012

"La pena" de Carlos Fuentes


Los invito a que realicen la autoevaluación de este cuento haciendo clic aquí.

La pena
Carlos Fuentes

                                                             A Julio Ortega

Tomado del libro "La frontera de cristal"

Juan Zamora me ha pedido que cuente este cuento de espaldas. Es
decir: él va a estar deespaldas al lector todo el tiempo. Dice que siente
vergüenza. O como él dice, "estoy apenado". La"pena"como sinónimo
de "vergüenza" es una particularidad del habla mexicana, igual que
decir "mayor" en vez de "viejos" para no ofender a éstos, o decir
"está malito" para suavizar una enfermedad mortal. La vergüenza
duele; el dolor, a veces, avergüenza.

De manera que Juan Zamora no les dará la cara a ustedes a lo largo
deesta narración. Sólopodrán ver su nuca, su espalda. No digo "sus
nalgas"porque ya sabemos lo que esto significa en México. Darlas.
El acto másruin de cobardía, entrega o cortesanía abyecta. No es el
caso de Juan Zamora. Usa una sudadera universitaria de esas muy
largas, tamaño xxx (Extra Large) que al frente trae los blasones de

Sunday, September 23, 2012

Ejercicio de lectura y escritura de "Licantropía" de Enrique Anderson Imbert

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio haga clic aquí.

Keatha has left a new comment on your post ""Licantropía" de Enrique Anderson Imbert":

Gracias por subir este cuento, Ramón.

Me gustó porque al terminar la historia, el lector puede decidir si está de acuerdo o no con el narrador. También se puede relacionar el proceso de la metmorfosis con muchos cambios en individuos y en sistemas.

En nuestro grupo nos fijamos también en el uso de imágenes poderosas de Anderson Imbert.

Había mucha discusión y no nos dio tiempo para hacer nuestro cuento de las ocho palabras durante la reunión. A mí me inspira buscar ocho palabras y escribir algo. ¡A ver si alguno (o más) de nosotros lo consigue!

¡Saludos!

Tuesday, September 18, 2012

"Licantropía" de Enrique Anderson Imbert

Para leer el ejercicio de lectura y escritura de este cuento haga clic aquí.
Licantropía

Enrique Anderson Imbert

Me trepé al tren justo cuando arrancaba. Recorrí varios coches. ¡Repletos! ¿Qué pasaba ese día? ¿A todo el mundo se le había ocurrido viajar? Por fin descubrí un lugar desocupado. Con esfuerzo coloqué la valija en la red portaequipaje y dando un suspiro de alivio me dejé caer sobre el asiento. Sólo entonces advertí que tenía al frente, sentado también del lado de la ventanilla, nada menos que al banquero que vive en el departamento contiguo al mío.

Me sonrió ("¡qué dientes!", diría Caperucita Roja) y supongo que yo también le sonreí, aunque si lo hice fue sin ganas. A decir verdad, nuestra relación se reducía a saludarnos cuando por casualidad nos encontrábamos en la puerta del edificio o tomábamos juntos el ascensor. Yo no podía ignorar que él se dedicaba a los negocios porque una vez, después de felicitarme por el cuento fantástico que

Monday, September 17, 2012

Ejercicio de lectura y escritura de "Espuma y nada más" de Hernando Téllez

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio haga clic aquí
Hola, Ramón,

Gracias por subir el cuento «Espuma y nada más» de Hernando Téllez al blog. Nos hizo pensar en «Un día de estos» de García Márquez y pudimos comparar dos situaciones semejantes y sus resultados distintos. También nuestro nuevo voluntario, José, nos ayudó mucho al darnos información interesante sobre el ambiente e historia relacionados con el cuento.

Escogimos estas ocho palabras para nuestro ejercicio de escribir un cuentito en forma grupal:

1. La espuma
2. La excursión
3. Aturdido
4. La faena
5. El pueblo
6. ¡Zas!
7. Persequir
8. La patilla

El cuento del grupo:
«De dónde vienen los delfines»

¡Zas! La flecha persiguió al hombre de la patilla larga. El arquero quería hacer la mejor faena de la excursión. Corrieron por el pueblo hasta llegar a la espuma del mar. Los dos estaban aturdidos y no sabían adonde correr; entonces saltaron sobre las olas para continuar la persecución nadando, y se convertieron en delfines.

Sunday, September 9, 2012

"Espuma y nada más" de Hernando Téllez

Para ver el ejercicio relacionado con esta lectura haga clic aquí.
Espuma y nada más

Hernando Téllez
(Colombia, 1908-1966)

No saludó al entrar. Yo estaba repasando sobre una badana la mejor de mis navajas. Y cuando lo reconocí me puse a temblar. Pero el no se dio cuenta. Para disimular continué repasando la hoja. La probé luego sobre la yema del dedo gordo y volví a mirarla contra la luz. En ese instante se quitaba el cinturón ribeteado de balas de donde pendía la funda de la pistola. Lo colgó de uno de los clavos del ropero y encima colocó el kepis. Volvió completamente el cuerpo para hablarme y, deshaciendo el nudo de la corbata, me dijo: “Hace un calor de todos los demonios. Aféiteme”. Y se sentó en la silla. le calculé cuatro días de barba. Los cuatro días de la última excursión en busca de los nuestros. El rostro aparecía quemado, curtido por el sol. Me puse a preparar minuciosamente el jabón. Corté unas rebanadas de la pasta, dejándolas caer en el recipiente, mezclé un poco de agua tibia

Friday, September 7, 2012

"Dichas humanas" de Octavio Picón

Para leer el cuento relacionado con este ejercicio, haga clic aquí.
Gracias, Ramón, por subir este cuento al blog. Fue interesante discutirlo en nuestra reunión. Aquí están las ocho palabras que escogimos para escribir nuestro cuento:

1. Taberna
2. Esquina
3. Cesta
4. Dicha
5. Suntuosa
6. Campo
7. Resplandor
8. Repugnante

Sigue el cuento escrito por el grupo:

Había en el campo una suntuosa villa donde vivía la dichosa familia García. De repente la señora se dio cuenta que en frente de su casa había una cesta que despedía un olor repugnante.
La mujer corrió a la taberna que se encontraba en una esquina del pueblo cerca de la villa.

«¿Dónde está mi marido? ¡El resplandor de nuestra villa está comprometido por ese hedor!

Sunday, September 2, 2012

"Dichas Humanas" de Jacinto Octavio Picón


Para leer el ejercicio relacionado con esta lectura haga clic aquí.
Dichas Humanas
Jacinto Octavio Picón
(Madrid, 8 de septiembre de 1852 - ibídem, 19 de noviembre de 1923)

A la parte de Oriente, por cima de las arboledas del Retiro, comienza a despuntar el día, desvaneciéndose y borrándose el lucero del alba en una faja de luz pálida y blanquecina, que se dilata y extiende poco a poco en el espacio.

Los faroles están apagados, los serenos se han ido, las buñoleras no han llegado, las tahonas están cerradas, las tabernas no se han abierto, y un norte glacial barre las aceras, arremolinando en los cruces de las calles las hojas secas, el polvo y los papeles. Se oyen de cuando en cuando los pasos rápidos de alguien que ha trasnochado por necesidad o por vicio; suenan a lo lejos las campanas de maitines en la torrecilla de un convento, y tras las vallas de un solar convertido en corral, lanza un gallo su canto bravío y vigoroso, como si estuviera en el campo.

De entre las sombras que van desvaneciéndose surgen las líneas y la mole de una casa magnífica, casi un palacio, con jardín a la iglesia, ancho portalón y verja de remates dorados. Dos balcones del piso principal están interiormente iluminados por un resplandor medio amarillento, medio rojizo, formado por las llamas de la chimenea y la luz de una gran lámpara con enorme pantalla de seda color de oro. Desde la calle no se ven más que los huecos bañado en claridad

Saturday, September 1, 2012

Ejercicio de lectura y escritura de "El sótano del terror" de Mary Willis

Para leer la lectura relacionada con este ejercicio haga clic aquí
Saludos, Ramón,
Nos divertimos mucho al leer este cuento. Ahora quiero leer el libro entero para saber qué pasó con los niños y con los buitres.
Esta vez pudimos escribir nuestro cuento grupal y también fue muy divertido.

Aquí están las ocho palabras:

1. Autobús
2. Espeluznante
3. Carraspear
4. Adueñarse
5. Montar
6. Aldea
7. Ponerse en cuclillas
8. Sollozo

Lo que sigue es el cuento que escribimos juntos:

Ramón vivía en un autobús que compró en una aldea cerca de Boston. Un día algunos de sus estudiantes de Austin llegaron sollozando a adueñarse del bús y montaron una persecución.
Ramón se puso en cuclillas para esconderse. Pero de pronto oyó el carraspeo de una voz familiar. Al principio sintió un escalofrío espeluznante pero de repente se dio cuenta de que ¡era Juanita!
Él se paró y todos se abrazaron.